Estimulación del lenguaje

Desarrollar el lenguaje de tu peque, 5 tips.

Con estos tips para desarrollar el lenguaje, estarás ayudando a tu peque de manera natural, Respetando sus tiempos.

Coge papel y lápiz y ¡toma nota!:

  1. Ponte a su altura. Ponte de cuclillas, súbele a tu regazo, tírate en el suelo con él o ella. Lo importante es que nos pongamos a su altura, que pueda ver tu boca, cómo se mueve, que pasa cuando hablamos…
  2. No uses diminutivos. Cuando empezamos a hablar o nos cuesta hacerlo, tenemos tendencia a quedarnos con el final de las palabras. ¿Qué pasa cuando todas las palabras que nos dicen acaban con ito e ita? muy fácil, que todas las palabras que decimos acaban siendo ito e ita: el patito, el perrito, el espejito, la camita, la manzanita… todo lo reduciremos a -ito e -ita.
  3. No corrijas ni hagas repetir. Si estamos continuamente corrigiéndoles corremos el riesgo de que se nieguen a hablar. Nuestra/o peque piensa: «Si cada vez que digo algo me hace repetir… ¡pues yo no quiero hablar!». Para evitar que esto suceda, podemos reformular su frase; haciendo énfasis en aquello que ha dicho de forma incorrecta. Por ejemplo: Ante un “tero talleta” nosotros reformularemos con un: «Anda, yo también QUIEro una GGGALLETA». 
  4. Hazle preguntas abiertas. Si les cuesta hablar , en lugar de hacerles preguntas donde vayan a contestar si /no vamos a hacerle preguntas más generales: ¿qué has hecho hoy en el patio? ¿qué ha contado el/la profe en la asamblea? ¿Por qué no llevas el baby puesto?¿Qué has comido?… Si con esas preguntas no obtenemos mucha información, vamos a hacer preguntas más concretas; incluso, podemos dar opciones: ¿la comida la has tomado con cuchara o con tenedor? , ¿has salido al patio de arena o has estado en el patio rojo?, ¿habéis jugado con los esquimales o con los pingüinos? …
  5. Genera momentos de interacción. Hablad sobre cosas que les interesen, vamos a animarles a que nos cuente cosas, que nos hable sobre su nuevo juguete, lo que ha descubierto sobre su dinosaurio o sobre su sabor de helado favorito.  También, podemos crear situaciones absurdas; por ejemplo, démosles un tenedor para tomar la sopa, metámosles a la ducha con la ropa puesta, que miren algo en la pared que no existe… y veamos como reaccionan.

Aplicad estos tips para desarrollar el lenguaje de vuestra/o peque, y contadnos si os funcionan.

Si queréis probad con otros juegos más activos, echadle un ojo a nuestro artículo de juegos de estimulación del lenguaje.

Spread the love

Logopeda, Hufflepuff y defensora del imperativo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *